Como todos los años en los que finalizamos el calendario y entramos en el mes de Capricornio, con la madurez, la reflexión del frío y la sabiduría del viejo espíritu; Y con la próxima luna llena en Cáncer entrando el año fuertemente emocionales, sacando a relucir nuestra vulnerabilidad y conectando hacia lo profundo que hay en nosotros;  he querido compartir con todos las 5 pautas que al meditar y reflexionar en este últimos días, los animales han deseado trasmitirme.

La parte concluyente es que de alguna manera observo que en todo hay una sincronización perfecta, aunque no veamos todos los pasos que da la vida hacia nosotros detrás del telón de nuestra obra de teatro. Solo debemos de tener confianza para seguir avanzando y creer que siempre es el momento perfecto, puesto que se nos es entregado.

Ante este entusiasmo, la paciencia es un requisito indispensable, ¡cosa que reconozco yo no tengo! Sabemos que Saturno ha salido después de 3 años de Sagitario y ahora se encuentra cómodo en Capricornio, por lo que tendremos unas nuevas energías más productivas en este nuevo ciclo.

Lo importante de ese movimiento del planeta hacia su signo en pocas palabras se resumirá en practicar, practicar, sembrar y cosechar.

Esta sensación me ha hecho sentirme un poco cansada y desanimada; pues estos últimos años han sido muy duros para muchos y en ese momento quise contactar con nuestros grandes maestros.

Aquí comparto con vosotros estos puntos de reflexión con mucho amor y entrega:

Gracias y que tengáis un feliz 2018 🙂

 

Los errores cometidos eran necesarios.

Las experiencias dolorosas y los problemas que te han arrastrado han estado ahí por falta de sabiduría y por simplemente ignorancia de las posibles múltiples realidades que no lograbas alcanzar o entender. No es tu culpa.

Muchas de las ideas erróneas que has arrastrado proceden de las raíces de tu familia, de las experiencias de otras vidas o de una infancia no sanada y completa. Esas lecciones, tenían que estar ahí para ti.

Por mucho que cayeras y tropezaras con la misma piedra, ésa en realidad era la piedra de oro donde estaría el mayor tesoro en tu caminar. Por eso siempre estuve ahí y en caso de no haber descubierto el tesoro, seguirá estando ahí para ti.

Lo que tenías que aprender en este espacio, ya lo has aprendido. Sé como la serpiente que puede transmutar su vieja piel, sus experiencias y sus emociones para renacer y ser un nuevo individuo. Estás listo para un nuevo ciclo.

Puedes inspirarte en la cobra, pues ella representa los cambios de ciclo y las experiencias de trascendencia espiritual. Todos tenéis mucho que ver con ella, a pesar de que su energía a muchos de vosotros os incomode.

Todo lo que es, Es, y así está bien.

Seguir valorando juicios sobre la realidad de las circunstancias es una droga para tu mente. Frena tus pensamientos. Lo que es, ES, desees o no. Hay miles de situaciones, motivos y realidades ocultas que hacen que las cosas son lo que son y no siempre ha de comprenderlo tu ego y tu mente. Acepta la realidad desde el más profundo amor incondicional.  ¿Aprendes y observas realmente a los animales?

Cualquier suceso que parezca desagradable, será motivo de florecimiento y valor añadido para potenciar un gran avance espiritual y evolutivo para todos los involucrados. Eso te incluye a ti, a los tuyos, a la sociedad y a todos los seres vivos que ves y que no ves.

Detecta todas las formas de vista posibles.

Uno de los ojos más desarrollados son los de las moscas, con cientos de lentes diferentes que captan ondas de luz y generan un marco complejo de visión más amplio que tu propia percepción.

Amplia tu visión sobre todas aquellas cuestiones que te quedaron pendientes de resolver, que te preocupen, o que te confundan. Desengánchate de tu propia percepción individual, ábrete a ver qué papel tienes en medio de todas esas personas y situaciones. Cuando estés al corriente de la visión global de toda tu circunstancia y tengas en cuenta las visiones y sentimientos de todos aquellos que forman parte de ti en ese escenario, podrás tomar el camino más indicado.

Esta elección será la mas acertada, porque no estará siendo solo un nacimiento de una visión individual, pobre y estrecha, que sería solo buena para ti, si no que habrás comprendido que es la elección mejor para todos los que te rodean y para ti mismo. Habrás ampliado tu campo de acción al bien común más elevado.

Observar a las hormigas y a los salmones en su camino. 

Perseverancia, paciencia y trabajo en equipo son actitudes que tienen muy desarrolladas. Saben que los pasos se pueden hacer poco a poco, con buen pie y buena letra. No os desaniméis ante una gran tarea que tengáis delante; pues toda resolución gigante, requiere de pequeños actos.

Para ello necesitáis ser más positivos y fuertes. Las hormigas no se rinden ante un obstáculo en su camino. No acortan la solución, no buscan alternativas fáciles o abandonan sus objetivos. Date tiempo y persistencia, date el permiso de trabajar hacia tu felicidad en todos los pequeños pasos que consideres necesarios e inspírate en ellas.

Verás que si abres el corazón y la visión oirás como te hacen partícipe y te muestran sus secretos de entusiasmo y goce en el trabajo continuado y rítmico de sus bailares organizados y el amor por su clan, por su reina pero sobre todo por la Madre Tierra.

Inspírate en los salmones. Ellos tienen la fuerza. Se entregan a todos los peligros con tal de conseguir sus objetivos. Hay una conciencia colectiva de fe insuperable. Pega el salto en el agua, supera las corrientes, sean físicas, emocionales o mentales. Conecta honestamente con lo que de verdad has de hacer y sabrás que puedes hacerlo.  Renacerás dentro de tu camino espiritual al lograr tu ciclo.

Para los que estéis abriendo la consciencia, deciros que estáis en Servicio Divino:

Habéis entendido que estáis más evolucionados a vuestro espacio tiempo del resto de la sociedad y en ocasiones os sentís muy vulnerables y con falta de apoyo. Vuestra misión es continuar con el camino que os traza vuestra alma, debéis seguir sujetando la antorcha por donde iluminar la senda y que otros muchos vean la llama y la estela que dejáis al pasar.

No os sintáis desanimados, continuar el trabajo interno sin esperar nada a cambio, la mayor recompensa es seguir descubriendo vuestras propias luces internas. Si alguien resuena con vuestro caminar, darle un espacio en el camino, no le habléis de cómo se ha de caminar, pues recordar que cada cuál tiene sus propios pasos y el camino se crea desde la eternidad de las posibilidades.

Habéis entendido el gramaje de que todo está conectado, desde las estrellas que habitan vuestros cielos, hasta las raíces de vuestros árboles y los vientos que mueven con fuerza la vida en vuestra superficie. Vosotros no sois menos. Formáis parte de un Todo.

Ahora, caminar.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Deja un comentario